“El Pacto Verde es un punto de inflexión, un cambio de paradigma hacia la sostenibilidad en Europa”. Esta es una de las principales conclusiones del evento celebrado el pasado día 8 de septiembre en la Escuela de Unidad Editorial que buscaba respuestas a la pregunta: “¿Qué plan de acción tiene la Unión Europea para la economía circular?”.  

 

En el marco del nuevo Experto en Economía Circular y Desarrollo Sostenible del CEU y ESUE, Iñaki Garay, director adjunto de Expansión y subdirector del posgrado, moderó una charla en la que participaron Elena Ruiz, Coordinadora del Grupo de Acción de Economía Circular de Forética, y Buenaventura Gómez Cañada, Gerente Nacional Senior de Clientes Privados Dirección de Desarrollo y Operaciones de Medioambiente de Ferrovial. 

 

Garay comenzó contextualizando la grave situación medioambiental en la que se encuentra el planeta y de cómo hacer para que el “crecimiento exponencial que triplicará la producción de residuos en 2050”, se pueda frenar. La solución no es otra que el Pacto Verde que propone la Unión Europea y sobre el que los ponentes dieron sus puntos de vista 

 

«El pacto es un punto de inflexión, un cambio de paradigma hacia la sostenibilidad y hacia una visión interconectada, con destino 2050. No sólo en la Unión Europea, también en las importaciones de fuera de la comunidad”, explicó Elena Ruiz, antes de afirmar que “todos los fondos de ayuda de la UE contra los efectos del Covid-19 van en coherencia con el Pacto”.  

 

Tesis que secundó Buenaventura Gómez, matizando que “es vital reducir las emisiones a un 50% con respecto a 1990, para no llegar a 2050 triplicando los datos”, al tiempo que propuso que “la administración debe premiar a las empresas comprometidas para crear objetividad en el ciudadano”.  

 

Tras estas primeras exposiciones, Iñaki Garay puso sobre la mesa de debate la cuestión de “¿qué lugar ocupa la economía circular en el Pacto?”.  

 

Incógnita que Elena Ruiz resolvió rápidamente: “El Pacto actual mejora con creces el de 2015, en parte gracias la anexión de la circularidad. Es importante cambiar de la economía lineal de la actualidad a la circular, en todos los sectores… De no ser así, en 2100 se alcanzarían los picos máximos de generación de residuos”.  

 

Ruiz también quiso remarcar que “la Unión Europea determina objetivos generales para todos y es primordial instruir a profesionales de la circularidad para realizar el cambio”, argumento con el que Buenaventura estaba totalmente de acuerdo, pero que explicó más en profundidad: «La economía circular es la principal herramienta del Pacto Verde. Se centra en controlar sectores como el electrónico, que usa componentes muy tóxicos, y el textil, que sólo recicla el 1%”. Además, rompió una lanza por la utilización del plástico: «Estoy a favor del plástico, pero siempre que se le dé nuevas vidas. Tiene unos costes de producción energéticos muy bajos”.  

 

Una vez abordado el panorama internacional, Garay centró el debate en España, preguntando por qué es lo que se está haciendo en que nuestro país. Ambos ponentes contestaron afirmando que “la sociedad española está dando pasos agigantados y está muy comprometida, pero aunque ya se están marcando objetivos a corto plazo, como los planes trienales, aún está muy lejos de las primeras potencias como China, Países Bajos, Francia, Italia o Portugal” Ruiz apuntó que “debemos seguir el ejemplo de los países nórdicos, ya que España a su vez también va a ser ejemplo para toda Latinoamérica”. 

 

 www.escuelaunidadeditorial.es